domingo, 15 de marzo de 2009

UNA MIRADA AL EXAMEN DE ADMISIÓN EN LA U.N.M.S.M.


Este fin de semana se llevó a cabo el examen de admisión ordinario de una de las universidades más representativas de nuestro país, San Marcos. Como en otras oportunidades, los profesores asistimos a lo que debería ser una fiesta académica o un acto solemne por tratarse de un momento particularmente especial para los postulantes y futuros universitarios sanmarquinos. Desafortunadamente, desde hace varios años que ha dejado ser un acto especial y se ha tornado en una feria matizada con maltratos de todo tipo y aderezada con un mercantilismo realmente deprimente.
Para empezar, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos convoca a sus postulantes a partir de las siete de la mañana, empiezan a ingresar al campus desde las siete treinta, a partir de las nueve de la mañana se verifica la conformidad de grupos en cada aula, a las diez de la mañana empieza el bendito examen (vale decir, tres horas de calvárico sufrimiento previo para el postulante).
Luego, las distintas instituciones educativas pre universitarias, reparten volante a diestra y siniestra desde mucho antes de las siete de la mañana. Toda una ofensa y maltrato emocional a l@s muchach@s que observan cómo es que los lugares donde se prepararon y les prometieron un ingreso seguro, ahora les dicen –con paneles y volantes- que los nuevos inicios de ciclo serán la próxima semana. ¿a cuántas cuadras de la universidad?, eso es lo patético, en la misma entrada, en cada una de las puertas, con la atenuante que la misma cepreunmsm tiene un módulo especialmente acondicionado para ello.
Además, afuera, entre las diez y la una de la tarde –tiempo de captación de padres de familia para cada academia- los “representantes de las distintas instituciones no pierden oportunidad para agredirse, ya verbalmente, ya físicamente; realmente vergonzoso. Me indignó ver como un grupo de “chicos Pitágoras” les decían de todo a los nada tranquilos “muchachos Trilce” haciéndonos recordar hasta a nuestras progenitoras. Pensé que me había equivocado de lugar, pero no pues; estaba a ocho metros del ingreso principal de la avenida universitaria, con una patrulla policial velando por el orden, frente a ocho stands de “maltin power”, al costado de dos carpas de universidades particulares que “enganchaban” a algunos padres de familia, pisando cientos de volantes que alfombraban toda la zona.
Mi corta experiencia docente me permite asegurar que, en esas condiciones, es difícil rendir un buen examen de admisión. Pero esto no es de ahora; lo más grave, no solo es recurrente, la Decana también quiere -¿ya lo es?- ser parte de la feria.
El Ministerio de Educación, la ANR, los estatutos de la Universidad, señalan que el estudiante es su razón de ser, ¿de ser qué? Su foncomun de ingresos semestrales, su seguro de jubilación. Me vuelvo a preguntar ¿qué son los estudiantes para ellos?. Si pues, estamos en el Perú, pero ese es un argumento demasiado barato hoy día.
No acostumbro hacer catarsis en mi blog,pero necesitaba expulsar todo esto.
Hasta la próxima semana.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Henry, yo sé que tú trabajas en la academia Trilce. En esta dirección encontrarás una denuncia muy grave acerca de un compañero tuyo:

http://alvarofelipe.wordpress.com/2009/02/16/colegios-trilce-y-roberto-arrieta-%c2%bfquien-es-carlos-vizcardo/


¿Qué tienes que decir al respecto?

Henry dijo...

Es una pena que vengas como anónimo; lo máximo que puedo comentarte es que es un buen blog de literatura ¿ verdad?

Anónimo dijo...

Làstima. Yo pensè que ibas a hacer un deslinde. Me gustarìa darte mi nombre pero soy estudiante en Trilce Chorrillos... y por desgracia alumno de ese estafador de Vizcardo.
Los profesores honestos de Trilce deberìan pronunciarse al respecto. La denuncia del blog es grave.

Henry dijo...

Hola; sabes, soy honesto, por ello no respondo por algo que no conozco. Además, si tienes pruebas de sus estafas, deberías darselas a tus padres para que actuen de inmediato ¿no te parece?. Yo trabajo en locales donde él no está; peor aun, no lo conozco. Debes entender que no puedo ser tan ligero de comentar a partir de lo que se publica en un blog. Ahora bien, tengo a un gran amigo en Chorrillos, Eddy Romero, con quien puedes contactar y -a nombre mío- buscar apoyo en alguien más cercano.