sábado, 26 de septiembre de 2009

LA CONCIENCIA DE MI BLOG

“Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.” (B. Franklin)

Hola estimados amigos y colegas. Esta semana -a propósito de las medidas que se han dado en nuestro legislativo- me referiré a la importancia que están adquiriendo los blogs en la educación virtual peruana. ¿para qué sirve tu blog? ¿es un espacio para vender, para hacer política, para formar conciencia? ¿realmente sirven? Cuando empecé esta experiencia blogera lo hice mirando a mis alumnos, luego trasladé mis ideas a los maestros y (aunque muchas veces me he decepcionado por la estadística fría que me acompaña) sigo creyendo en que soy virtualmente útil para los que me leen.

Según el blogero Martín Nozilia "La experiencia de crear un blog es única y nos esta dando la chance de darnos a conocer en el mundo o en segmentos específicos elegidos por el bloggero, nos permite ejercer influencia sobre masas, crear un target lector a través de suscripciones, conocer nuevas personas, generar debates, recibir puntos de vista, subir videos, fotos, divertirnos, ganar dinero a través de publicidad, vender etc…"

Así es que esta semana dejaré mis TICS y tomaré las palabras de mi amigo Richar Primo para no dejar tan a la ligera un tema delicado como es el de la contaminación ambiental, las violaciones legales que se dan en este país y los enclaves mineros que -en pleno siglo XXI- se mantienen a costillas de la pobreza de los peruanos.
Comparto la indignación de mi amigo; pero, sobre todo, mi desencanto con la política formal en el Perú. Es una vergüenza que nos ensucien, nos roben, nos maten y encima les demos más tiempo para seguir haciéndolo. Maldita legalidad, desgraciada formalidad, discriminadora formalidad.
La empresa DOE RAN se ha zurrado en nuestras nalgas. ha hecho lo que ha querido en La Oroya, le mete veneno diariamente a una población cuyo futuro inmediato es morir contaminado, con problemas respiratorios, sanguíneos; y todo a manos del más conocido contaminador del mundo: Ira Rennert.¿saben cuanto ganó este señor el año pasado contaminando a La Oroya? UN MILLON Y MEDIO DE DOLARES. ¿y el grado de contaminación? el 97 % DE LOS NIÑOS TIENEN NIVELES DE CONTAMINACIÓN MUY ALTOS.
¿y el PAMA? seguramente ni lo conoce. Saben que es lo más aberrante, que no es su culpa. La irresponsable responsabilidad recae en los 120 parlamentarios que definieron en votación ampliarle a 30 meses más las bondades de la legislación peruana para que siga contaminando. ¡Que viva el libre mercado!, ¡que viva la inversión privada irresponsable!
El Perú avanza, no sé a dónde, pero avanza (y nos arrastra)


1 comentario:

Catherine Ivey Jones dijo...

http://apertureemulsion.blogspot.com/